Lo más visto

Los robots cirujanos son cada vez más demandados para operar

Ya hay siete aparatos en Santiago, a los que se les han agregado visión 3D. Luego tendrán sensación táctil, el médico sentirá en sus dedos lo que hace el instrumental dentro del paciente.
Enlace copiado
Enlace copiado
"Me ofreció ser el primer paciente que se operaba con un Da Vinci, y acepté de inmediato. La cirugía la trasmitieron por circuito cerrado para otros médicos, y mi familia pudo verla también", agrega Correa. Lo operaron un jueves en la tarde, y el sábado al mediodía se fue de alta caminando a su casa.

Así, en octubre de 2009, Chile ingresaba a la era de la robótica en materia de cirugías. El año pasado, del total de este tipo de operaciones realizadas en Sudamérica, Chile ocupó el segundo lugar después de Brasil.


Llegó para quedarse


"La cirugía robótica es una realidad de hoy, no del futuro", dice el doctor Octavio Castillo, jefe de Urología y del Centro de Cirugía Robótica de Clínica Indisa, y quien operó al primer paciente chileno.

Ahora esta tecnología se usa en intervenciones de alta complejidad, aunque se le critica su alto costo, algo que se espera que cambie pronto, ya que varios países están produciendo nuevos modelos a un menor precio. Algo que masificará esta técnica, como ha estado sucediendo en el país con robots en las clínicas Santa María, Alemana, Las Condes, Fundación Arturo López Pérez y Hospital Dipreca. Algunas regiones están evaluando la posibilidad de traer uno.

Esta proyección, dice Castillo, los llevó a adquirir un segundo robot "y también el simulador más moderno del mundo, que nos ha permitido capacitar a cirujanos del país y del extranjero en el uso de esta técnica". Ya lo han hecho con 90 especialistas de España y Latinoamérica.
Y si bien su uso inicial era en cirugía de próstata, pronto comenzó a usarse en ginecología. "Ahora lo más potente es en cirugía digestiva para casos como reflujo, hernia del hiato, cáncer de recto, esófago y gástrico, cuando está empezando", dice el doctor James Hamilton, jefe de Cirugía Robótica de Clínica Santa María, donde han realizado más de 1.350 operaciones desde que en 2010 trajeron un Da Vinci.

"Los nuevos modelos son cada vez mejores", explica el doctor Sergio Guzmán, quien implementó el Centro de Robótica de Clínica Las Condes. "La calidad de la imagen 3D es cada vez mejor, hoy existe un sistema fluorescencia que ayuda a ver la sangre que llega a los tejidos para mejorar la calidad de la cirugía, y pronto viene un sistema táctil, en que el médico va a sentir en sus dedos lo que hace el instrumental dentro del paciente", agrega Guzmán.

Todo esto lleva a los especialistas a decir que la robótica llegó para quedarse, que es una nueva revolución que vive la cirugía después de la que protagonizó la laparoscopía en los años 80.

Pero lo más importante es que los pacientes ganan en calidad de vida. Esto porque se recuperan en menos días, casi no hay necesidad de transfusiones porque no pierden sangre, tienen un mínimo riesgo de infección, quedan con cicatrices pequeñas y pronto, gracias a la miniaturización de las piezas, se espera operar por un solo orificio.

Gracias a esto, las licencias son por pocos días y el paciente vuelve a su vida normal en poco tiempo.

Tags:

  • robots
  • robot
  • medicina
  • cirugías
  • tecnología

Lee también

Comentarios