Mitos sobre cómo y cuándo cargar el teléfono celular

Que si es toda la noche, que si solo dos horas, que si debe ser cuando esté totalmente descargado y muchas dudas más, resueltas para una mejor utilización del dispositivo móvil.
Enlace copiado
Mitos sobre cómo y cuándo cargar el teléfono celular

Mitos sobre cómo y cuándo cargar el teléfono celular

Enlace copiado
“Hay que cargarlo toda la noche”, “mientras más tiempo lo dejés, más carga agarra”, “es que tiene que ser cuando ya esté totalmente descargado” o “es que tenés que cargarlo a cada rato porque estos teléfonos nuevos duran menos que los de antes”. A todos los usuarios de la telefonía celular le resultarán más que conocidas estas frases sobre uno de los misterios más grandes de la tecnología: ¿Cada cuánto y cómo debo cargar mi teléfono móvil?

El periódico español “El País” consultó a varias expertos en tecnología en Europa, quienes dieron una orientación práctica de aspectos claves al momento de cargar el teléfono. Cabe mencionar que, dichos consejos, aplican para todos los modelos, sistemas operativos y marcas de teléfonos o cualquier dispositivo móvil.

¿Se debe dejar que se descargue por completo?
Es una recomendación típica de los instructivos de los teléfonos y relativa a cada marca o modelo. Las nuevas baterías de iones de litio son idóneas para dejar que se descarguen por completo, para volverlas a cargar. Esto produce un ciclo de recarga más sano para el aparato. Sin embargo, fabricantes coreanos siempre han recomendado dejar que el teléfono se descargue hasta en un 80%, momento en el cual es adecuado cargarlo. Sin embargo, la descarga total no garantiza una correcta carga de la batería, por lo que puedes o no hacerlo de esa forma.

¡Déjalo cargando toda la noche!
Siempre se ha pensado que los teléfonos móviles se pueden “sobrecalentar”. Casos de dispositivos que han estallado estando conectados al cargador han alertado a muchos usuarios aunque las investigaciones digan que se trató de fallas mecánicas de ese aparato en específico. El dejar cargando el celular toda la noche es un mito de la tecnología. Cada teléfono viene con un dispositivo que lo blinda contra el recalentamiento. Es decir, al tener el 100% de energía dejar de absorber más carga y, aunque lo dejes cargado toda la noche, no habrá riesgo de sobrecalentamiento ni significará que tenga “más carga de lo normal”.

¡El problema es la actualización del sistema operativo!
También es un mito. Las recomendaciones de Apple a usuarios de iPhone sobre daños en el sistema hacían referencia a problemas de fabricación. Sin embargo, desde ahí, se corrió la voz de que los nuevos sistemas operativos “gastaban más batería de lo normal”. Sin embargo, contrario a lo que se piensa, las nuevas tecnologías van encaminadas al ahorro energético, por lo que actualizar tu teléfono no significa que su batería durará menos. Al contrario, la correcta actualización del software servirá para que las funciones y aplicaciones trabajen de mejor manera.

¿Cargador oficial? ¡Si se le puede poner cualquiera!
Si el instructivo te dice que “cada teléfono tiene su propio cargador” es por algo. Muchas veces se piensa que un cargador de cualquier marca funciona para todos los modelos de la misma. Sin embargo, eso es totalmente falso. Los cargadores móviles llevan un amperaje y voltaje ideal a la batería con el que fueron fabricados. Usar “cargadores alternativos” podría dañar la batería al punto de dejarla inservible e inutilizar el aparato por completo. “Preferiblemente el que viene en la caja” dicen los instructivos y tienen mucha razón al respecto.

¡No lo cargués que hace calor!
Cargar el teléfono en temperaturas extremas puede causar un deterioro en las baterías de iones de litio. Algunas compañías, como Apple, recomiendan que la temperatura ambiente al momento de cargar el teléfono sea de entre 16 y 22 grados centígrados. Si bien la sobrecarga no puede producirse por corrientes eléctricas, pero sí puede ocurrir por exposiciones prolongadas al calor, debido a la carga del litio que opera en las baterías.

Fundas peligrosas
Las fundas de los teléfonos pueden provocar daños seguros al cargar. La funda propia de cada móvil ayuda, pero tampoco es garantía. Lo preferible es que el teléfono se cargue sin funda y en completa libertad para que la entrada del conector eléctrico no se vea obstruida o afectada.
 

Tags:

  • teléfonos celulares
  • tecnología

Lee también

Comentarios

Newsletter