Lo más visto

¿Te imaginas que hayas comprado el último auto de tu vida? Dentro de 20 años todos habremos dejado de ser dueños de autos

Un número creciente de analistas de tecnología cree que en menos de 20 años todos habremos dejado de ser dueños de autos.

Enlace copiado
¿Te imaginas que hayas comprado el último auto de tu vida? Dentro de 20 años todos habremos dejado de ser dueños de autos

¿Te imaginas que hayas comprado el último auto de tu vida? Dentro de 20 años todos habremos dejado de ser dueños de autos

Enlace copiado
Matreshka, un prototipo de taxi autónomo.
Getty Images
Matreshka es un taxi de conducción automática que está en pruebas de manejo en el primer campo de entrenamiento de transporte autónomo en el Tecnoparque Kalibr, en Rusia.

Supongo que te estás burlando de lo que dice el título de este artículo, pero ten un poco de paciencia.

Un número cada vez mayor de analistas tecnológicos pronostican que en menos de 20 años todos habremos dejado de tener automóviles y, lo que es más, el motor de combustión interna se habrá enviado al basurero de la historia.

Sí, es una gran afirmación y tienes razón para ser escéptico, pero el argumento de que está lista la convergencia de una nueva tecnología que revolucionará el transporte personal es más válida de lo que piensas.

La idea central es bastante simple: los vehículos eléctricos autónomos, organizados en una red como la de Uber, podrán ofrecer una alternativa de transporte tan económica que muy pronto (estamos hablando de una década) decidirás que no necesitas tener nunca más un automóvil.

Y si piensas que esta escala de tiempo es muy optimista, recuerda lo rápido que los autos reemplazaron a los caballos.

Echa un vistazo a esta imagen de la Quinta Avenida de Nueva York en 1900. ¿Puede ver el único automóvil de la imagen?

Quinta Avenida de Nueva York repleta de coches jalados por caballos.
National Archives
Te daremos una pista: está en el carril izquierdo.

Ahora mira esta foto de 1913. Sí, ¿ahora dónde está el caballo?

Quinta Avenida de Nueva York repleta de automóviles.
Library of Congress
¿Ya lo encontraste?

En 1908, el primer Modelo T de Ford salió de la línea de producción; para 1930, la era ecuestre estaba, para todos los efectos, terminada; y todo gracias al poder disruptivo de una temprana innovación tecnológica: el motor de combustión interna.

Entonces, ¿cómo se desarrollará esta última revolución del transporte?

El modelo sin conductor de Uber

En primer lugar, considera cómo Uber y otras compañías de taxis ya cambiaron la forma en que nos movemos. En la mayoría de las ciudades importantes, un conductor de Uber o uno de sus rivales suele estar a un par de minutos y cobra menos que los taxis establecidos, digamos US$13.

El crecimiento exponencial de la compañía evidencia lo poderoso que es el modelo de negocio de Uber.

Ahora elimina al conductor. Es probable que se reduzcan los costos en al menos 50%.

Vehículo autónomo de Uber.
Getty Images
El 24 de marzo de 2017, Uber debió retirar sus carros sin conductor de las carreteras luego de un accidente en Tempe (Arizona, EE.UU.) que dejó uno de sus vehículos volcado y con las ventanas rotas en medio del asfalto.

Entonces, si estamos tratando de averiguar cuándo comenzará esta revolución en serio, la fecha clave será cuando esté disponible la tecnología de conducción autónoma y, lo que es crucial, un soporte legal.

Eso bien podría ser antes de lo esperado. Reino Unido ha dicho que espera autorizar los primeros automóviles totalmente autónomos a partir de 2021.

Y, dicen los entusiastas de la autonomía, solo bastará con una ciudad para demostrar que la tecnología es segura y útil, y el resto del mundo se apresurará a ponerse al día rápidamente.

Así que los autos que se conducen por cuenta propia han reducido nuestro viaje de US$13 a US$6,5.

El paso a lo eléctrico

Ahora imagine que la actual flota de taxis, en su mayoría con combustibles fósiles, es reemplazada por autos eléctricos.

En este momento, los vehículos eléctricos son más caros que los modelos similares con motores de combustión interna, pero ofrecen costos de por vida significativamente más bajos.

Son más fiables, para empezar. El auto eléctrico típico tiene alrededor de 20 partes móviles en comparación con las cerca de 2.000 de un motor de combustión interna.

Como resultado, los vehículos eléctricos también tienden a durar mucho más tiempo. La mayoría de los fabricantes de estos automóviles espera que sus vehículos lleguen, al menos, a las 500.000 millas.

Estos factores no son tan importantes para la mayoría de los consumidores: después de todo, el conductor promedio en Inglaterra, por ejemplo, hace menos de 16.000 kilómetros por año y nuestros autos están estacionados el 95% del tiempo. Sin embargo, en el caso de un taxi autónomo, que se usa de manera continua, estos son problemas mayores.

Motor de combustión.
Getty Images
Un motor de combustión tiene cerca de 2.000 piezas móviles.

Otra reducción drástica en los costos se nota si se tiene en cuenta el bajo costo de recargar las baterías, en comparación con el reabastecimiento de combustible.

Y vale la pena señalar que es probable que el costo de los vehículos eléctricos continúe cayendo , y rápidamente.

Además, a medida que se hacen más populares, los rendimientos a escala reducirán los costos. Esa es la lógica detrás de "Gigafactory", la planta de baterías de Tesla de US$5.000 millones.

¿Cómo afecta esto a nuestro viaje de US$13?

Trae otra reducción dramática. Las redes de taxis eléctricos autónomos podrían ofrecer viajes al 10% de las tarifas actuales.

Al menos eso afirma el profeta tecnológico Tony Seba. Él y su equipo, en RethinkX, han pensando más que nadie en cómo esta revolución podría afectar al mercado del transporte personal.

Transporte como servicio

Ahora hemos reducido nuestra tarifa de US$13 a solo US$1,3.

Seba llama "transporte como servicio" a la idea de una red de taxis-robots. Él estima que podría ahorrarle al estadounidense promedio hasta US$6.000 por año. Eso equivale a un aumento salarial del 10%.

Y no olvides que, cuando llegue la revolución, no estará s detrás del volante, sino trabajando o relajándo t e mientras viaja s , algo que será otro gran beneficio.

¿Todavía crees que vale la pena tener un coche aparcado en la puerta?

Auto eléctrico cargándose en una estación.
Getty Images
La autonomía de los vehículos no será un problema en un futuro cercano. Autos de reemplazo y estaciones de carga los mantendrán con las baterías listas para los usuarios.

Pues hay más: cuando este nuevo modelo de transporte sea sostenible es probable que los beneficios se refuercen. Cuantos más vehículos haya en la red, mejor será el servicio ofrecido a los consumidores; cuantos más kilómetros recorran los automóviles, más eficientes y seguros serán; cuantos más vehículos eléctricos se fabriquen, más baratos será cada uno.

No te preocupes porque las zonas rurales queden fuera. Un vehículo se podría estacionar en cada pueblo esperando a que alguien lo pida.

Y la ansiedad por la autonomía -el temor de que el vehículo se quede sin batería- tampoco será un problema. En caso de que se agote, el sistema enviará un automóvil cargado para encontrarse contigo y permitirte continuar el viaje.

Es probable que hayas visto titulares sobre accidentes que involucran a vehículos autónomos, pero la verdad es que serán mucho más seguros que los conducidos por una persona. En caso contrario, no obtendrán la aprobación legal.

Eso significa que decenas de miles de vidas, quizá cientos de miles, se salvarán a medida que caigan las tasas de accidentes.

Eso generará un ahorro adicional para nuestras flotas de taxis-robots. El precio del seguro caerá , mientras que, al mismo tiempo, los que insistan en continuar conduciendo sus propios vehículos pagaremos precios más altos.

Prohibido conductores humanos

De acuerdo con los visionarios tecnológicos, no pasará mucho tiempo antes de que todo el mercado se aleje, de manera irreversible, del modelo de propiedad del automóvil y del viejo y confiable motor de combustión interna.

RethinkX, por ejemplo, estima que en la primera década en que los vehículos autónomos hayan sido regulados, el 95% de los kilómetros recorridos por pasajeros será en taxis-robots eléctricos.

Automóviles parqueados en una calle residencial.
Getty Images
La cantidad de vehículos en las carreteras de EE. UU. caerá de casi 250 millones a solo 45 millones en un período de diez años.

El paso lógico siguiente será que se le prohíba conducir automóviles a los seres humanos, porque representan un riesgo para otros usuarios de la carretera.

Tómate un momento para pensar en los efectos de gran alcance que tendrá esta revolución, además de cambiar la forma en que nos movemos. Habrá desventajas: para empezar, millones de trabajadores de la industria automotriz y taxistas buscarán nuevos empleos.

Pero piensa en los cientos de miles de millones de dólares que ahorrarán los consumidores y que ahora pueden gastarse en otros lugares de la economía.

Mientras tanto, el número de automóviles se desplomará. RethinkX estima que la cantidad de vehículos en las carreteras de EE. UU. caerá de casi 250 millones a solo 45 millones en un período de diez años. Eso liberará enormes cantidades de espacio en nuestros pueblos y ciudades.

Y toma nota: no he mencionado los enormes beneficios ambientales de convertir los autos del mundo en eléctricos.

Esto se debe a que la lógica de este trastorno no está impulsada por las nuevas reglas sobre la contaminación o las preocupaciones por el calentamiento global, sino por el incentivo más poderoso de cualquier economía: el dinero en efectivo.

Dicho esto, no hay duda de que un cambio grande de combustibles fósiles retardará el cambio climático y reducirá masivamente la contaminación del aire.

En resumen, ¡que comience la revolución!


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Tags:

Lee también

Comentarios