Un fallo en Android permite pantallazos a móviles sin que el usuario lo sepa

Una vez engañado el usuario, el ciberdelincuente podría grabar la pantalla y el audio del dispositivo, convirtiéndolo en herramienta definitiva de espionaje.
Enlace copiado
Un fallo en Android permite pantallazos a móviles sin que el usuario lo sepa

Un fallo en Android permite pantallazos a móviles sin que el usuario lo sepa

Enlace copiado

Una deficiencia detectada en el diseño de una herramienta de Android puede permitir a los ciberdelincuentes, de forma remota y sin conocimiento de sus víctimas, capturas de pantalla o de conversaciones en el 77 % de dispositivos móviles con este sistema operativo, según la empresa de seguridad Check Point.

A finales de noviembre, Google solo había corregido el problema en la versión 8.0 de Android (Oreo), dejando vulnerables las versiones 5.0, 6.0 y 7.0, que representan aproximadamente el 77,5 % de los dispositivos que utilizan este sistema operativo, indicó hoy la empresa en un comunicado, aunque sin precisar si habría usuarios afectados.

Aunque los expertos reconocen que Google ha hecho un esfuerzo "significativo" para acabar con las tácticas de superposición de pantalla, se trata de un procedimiento cibercriminal que aún sigue permitiendo engañar a usuarios para obtener sus credenciales. 

El ciberatacante podría aprovecharse del servicio MediaProjection de Android, una herramienta para grabar sonido o hacer pantallazos, mediante una táctica de pantalla falsa para engañar al usuario de modo que dé su consentimiento de uso sin él saberlo.

A diferencia de otros mecanismos para pedir permiso en Android, como el acceso a contactos o ubicación, MediaProjection carece de una ventana específica para solicitarlo. En su lugar, cuando una aplicación intenta utilizarlo, aparece un mensaje diferente, con el nombre de ventana emergente SystemUI.

Según Check Point, con una aplicación los ciberdelincuentes podrían detectar cuándo está a punto de aparecer dicha ventana, para mostrar un mensaje falso superpuesto al de SystemUI y persuadir a la víctima para que conceda el consentimiento de uso sin saberlo.

Una vez engañado el usuario, el ciberdelincuente podría grabar la pantalla y el audio del dispositivo, convirtiéndolo en herramienta definitiva de espionaje.

De realizarse, el ataque no sería completamente encubierto, ya que en la barra de notificación aparecería una alerta de la actividad de grabación, pero es probable que la mayoría de usuarios no lo relacionen con una amenaza.

 

Tags:

  • Tecnología

Lee también

Comentarios

Newsletter