Lo más visto

El sonido de las marchas fúnebres de la Semana Santa

En escena desde el siglo XVI, las marchas fúnebres que suenan durante la Semana Santa se fueron popularizando hasta ser hoy en día, melodías propias de la época.

Enlace copiado
El sonido de las marchas fúnebres de la Semana Santa

El sonido de las marchas fúnebres de la Semana Santa

Enlace copiado

No se puede hablar de Semana Santa sin hacer mención de la música especial para esta época, conocida como marchas fúnebres o marchas procesionales.

“Las marchas fúnebres tienen su origen desde el siglo XVI en Italia. En documentos de Miguel Álvarez Arévalo, cronista de Guatemala, habla de la música sacra interpretada en la Cuaresma y Semana Santa, de un prototipo de marchas fúnebres de Italia y su evolución que tiene relación con la creación de las bandas militares en otros cortejos procesionales; y estas (las bandas) han evolucionado con el acompañamiento de más y más instrumentos que permiten que la melodía se escuche mejor”, explica Ever Castillo, locutor de radio Luz.

La banda musical Sangre de Cristo de Nahuizalco, Sonsonate, es una de las bandas que interpreta marchas de autores salvadoreños. Foto LPG: cortesía

Interpretaciones                                                                                             

Aparte de Italia, otro país con formación de bandas para interpretar marchas propiamente para la Semana Santa es España, donde acompañan las procesiones de la Semana Mayor.                                         

La región centroamericana no está exenta de ello. En Guatemala han surgido grandes compositores de marchas fúnebres.                                           

“Una de las marchas más antiguas (en la región) es “La Fosa” de Santiago Coronado, es una de las primeras marchas fúnebres de la nueva era; otros autores reconocidos como Mónico de León y Julia Quiñónez (también de Guatemala) han sido grandes baluartes de este tipo de marchas”, indica Castillo.

La proximidad de Guatemala a El Salvador influyó para que también surgieran autores salvadoreños como José Solano, Ricardo Humberto Solano, Pánfilo Gutiérrez, Ciriaco de Jesús Alas, Jesús Vásquez, Nicolás de la Luz Roldán, José Napoleón Rodríguez, Juan García, entre otros; y por ende, la formación de bandas que interpretan estas melodías durante la Semana Santa.

“En nuestro país también se han escrito (marchas), pero mucha gente, lamentablemente las ha dejado en el olvido. Los famosos “Motetes” como se les conoce en Zacatecoluca al paso de Jesús Cautivo (procesión especial en enero) son marchas que tienen letra porque hay algunas que las tienen; cantan en la misma marcha, no solo es el toque instrumental”, señala el locutor de radio Luz.

“Es un amor (hacia las marchas fúnebres) que al descubrirlo es difícil dejarlo, porque cuando se le agarra el gusto a las marchas fúnebres es difícil quitárselo. Es un gusto que llega al corazón. Prácticamente es una alabanza que le vamos haciendo al Nazareno y a la Santísima Virgen”, expresa Miguel Mendoza, director de la banda musical Sangre de Cristo de Nahuizalco, Sonsonate.


Sentimientos                                                                                                        

Por tradición, las marchas fúnebres suenan exclusivamente solo para la Semana Santa y para muchos, estas generan tristeza.                            

“La gente dice: ‘cuando escucho marchas fúnebres me dan ganas de llorar’. Precisamente, eso es lo que genera en el fiel devoto las marchas fúnebres, dan la oportunidad para que nos sensibilicemos y recordemos lo importante que es acongojarnos ante el sufrimiento que nuestro Señor padeció”, detalla el locutor de radio Luz.

Y si bien en esta Semana Santa por covid-19 no se verán las tradicionales procesiones acompañadas por las bandas que van interpretando el repertorio de las marchas fúnebres, estas gracias a la tecnología se pueden descargar en Spotify, en YouTube o en internet.

“La tecnología nos ha acercado, es como una invitación a tener una procesión interna, a ambientar nuestra casa con las marchas. Trabajemos en la primera comunidad que es nuestra familia, evangelicemos de adentro hacia afuera porque nadie da lo que no tiene”, enfatiza Castillo.


Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines