Loading...

Así se hizo “La casa de papel” y este es el robo que la pudo inspirar (aunque sus creadores lo nieguen)

A solo unos días para el estreno de la quinta y última temporada de la serie este 3 de septiembre, revisamos el origen del popular programa de atracos español y el robo real en Argentina que comparte muchas similitudes.
 

Enlace copiado
Foto de la bóveda del banco Río de Acassuso tras el llamado 'robo del siglo' en 2006 en Argentina. Imagen promocional de

Foto de la bóveda del banco Río de Acassuso tras el llamado 'robo del siglo' en 2006 en Argentina. Imagen promocional de "La casa de papel", la serie de atracos de Netflix. (Foto: GDA/Netflix)

Enlace copiado

Se acaba el patriarcado y el matriarcado. Este 3 de septiembre se estrena la primera parte de la quinta y última temporada de “La casa de papel”, la serie española de atracos que se convirtió en una sensación internacional tras su llegada a Netflix y que convirtió a sus creadores y protagonistas en estrellas internacionales. Con la despedida tan cercana, revisamos cómo se creó el programa de atracos más popular del mundo y el robo real en Argentina que comparte bastantes similitudes.

El sueño del atraco perfecto


Todo comenzó en la prisión (ficticia) de “Vis a Vis”, serie dramática sobre una cárcel de mujeres. Luego de terminar este proyecto, el productor y guionista Alex Pina y el director de la serie Jesús Colmenar decidieron separarse de la casa productora Globomedia para formar Vancouver Media.

Ambos habían trabajado juntos en varias reconocidas series españolas como “El barco” (2011) y “Chiringuito de Pepe” (2014), y querían que su primer proyecto fuera de Globomedia fuera un atraco.

Alex Pina, el creador de "La casa de papel". (Foto: Netflix)

“Teníamos dos opciones: rodar una comedia o lanzarnos sobre una idea loca que llevaba tiempo rondándonos la cabeza, pero con la que no nos atrevíamos porque nos parecía imposible de realizar”, recordó Colmenar en una entrevista a El Periódico de España.

¿Cuál era la idea? Rodar una serie de televisión sobre un atraco perfecto.

“Esto se ha hecho mil veces en el cine, pero un robo no te aguanta todos los capítulos que dura una temporada de una serie. Ese era el gran reto”, señaló Pina.

Sin embargo, esto no estuvo sin complicaciones, como le explicó el guionista a La Nación. “Quería hacer el género de atraco pero era muy complicado porque nos metíamos en un terreno nuevo. Era una inconsciencia, pero todo se compuso muy rápidamente”, indicó Pina a La Nación. “Trabajamos en la escritura siete u ocho guionistas para así rodar en el menor tiempo posible. Necesitamos, para que fuese viable, rodar a cuatro cámaras en doble unidades constantes para terminar lo más rápido posible. Por un lado, rodábamos el robo en la Fábrica Nacional de la Moneda y Timbre, y, por el otro, rodábamos a la policía y al profesor. Eso nos permitía el costo de la serie, pero tuvimos que meternos a fondo, cuatro o cinco meses de escritura, en ocho meses de rodaje.”

La serie inicialmente se iba a llamar “Los desahuciados”, supuestamente porque todos los personajes habrían perdido su hogar al banco, y fue bajo este nombre que la serie quedó registrada en el Registro Territorial de la Propiedad Intelectual de Madrid el 6 de junio de 2016. Pero pronto el título fue cambiado para el ya conocido “La casa de papel”, el cual fue registrado por el grupo mediático Atresmedia el 24 de octubre de 2016.

No fueron los únicos cambios que tuvo el proyecto desde sus etapas iniciales, donde se ajustaron los personajes e incluso quién sería el narrador.

“En la primera versión que escribimos, la voz en off la llevaba el Profesor, pero enseguida nos dimos cuenta de que al hablar él sobre sí mismo creaba una distancia”, señaló Pina a El Mundo. “Luego lo probamos con Paco Tous (Moscú), y finalmente llegamos a Tokio (Úrsula Corberó) y nos dimos cuenta que era perfecta, porque contaba la historia de una mujer y las queríamos poner en primera línea”.

Esta realización llevó a que se replanteara los personajes que había en la ficción, llevando a la inclinación más feminista que recordamos en “La casa de papel”. Es así que, con tres capítulos ya escritos, Pina quiso incluir otro personaje femenino, por lo que se puso en contacto con Alba Flores (Nairobi) para incluirla en la versión revisada de los guiones.

En cuestión a personajes, pocos causaron tantos problemas (y sufrieron tanta metamorfosis), como el Profesor, el genio criminal interpretado por Álvaro Morte.

Álvaro Morte como el Profesor, el maestro criminal al mando de la banda de atracadores en "La casa de papel". (Foto: Netflix)

“Era el personaje más difícil de escribir, ya que tenía una serie de características. Oscilamos en qué grado de inteligencia y de brillantez debía tener... Entre todos encontramos a Salva”, señaló Pina en conversación con El Mundo. “Finalmente, descubrimos que si su aspecto no era tanto de profesor de Harvard y sí como el de un maestro de segundo de Bachillerato, el personaje ganaba credibilidad”.

Tan icónico como los protagonistas son sus disfraces para el atraco, con sus distintivos mamelucos rojos y sus máscaras de Salvador Dalí. Sobre la elección del excéntrico pintor para este distintivo atuendo, Pino reveló a Télé Loisirs que inicialmente se debatieron entre usar máscaras del pintor o de Don Quijote. “Dos locos brillantes, precisamente, porque si recordamos cómo entraron los ladrones a la Casa de la Moneda en los primeros episodios, fue toda una locura”, indicó.

Finalmente se eligió al pintor surrealista “por su bigote y su aspecto demente. Y ahora es un disfraz que está de moda en Halloween”. Mientras tanto, el color rojo fue elegido porque ese “era el color de la serie”.

¿UN ROBO ROBADO?

Aunque Alex Pina nunca ha confirmado una inspiración real para los sucesos de la primera temporada de “La casa de papel”, muchos notaron las coincidencias entre los eventos de las dos primeras temporadas del programa y el llamado “Robo del Siglo”, un atraco que ocurrió en Buenos Aires, Argentina, el 13 de enero de 2006.

En esa fecha, al mediodía, el Banco Río de Acassuso fue infiltrado por un grupo de delincuentes armados con armas de juguete. Los cinco criminales tomaron como rehenes a 23 personas y atrajeron la atención de más de 300 policías durante varias horas mientras supuestamente negociaban su escape.

El Banco Río de Acassuso, donde ocurrió el atraco en el 2006. (Foto: AP)

Al final, cuando las fuerzas del orden ingresaron al banco, encontraron las bóvedas vacías y un mensaje pegado a una pared: “En barrio de ricachones, sin armas ni rencores, es sólo plata y no amores”. Los atracadores habían utilizado el tiempo para escapar por un túnel que habían preparado desde hace meses atrás, llevándose a bordo de unos botes inflables un botín estimado de entre 15 y 25 millones.

Como la banda de “La casa de papel”, la banda tenía también su Profesor, en esta caso en la figura de Fernando Araujo, un instructor de artes marciales mixtas sin antecedentes criminales, que planeó lo que fue uno de los robos cinematográficos del último siglo. A él lo tenían apodado como el ‘Maestro’.

Fue el mismo Araujo quien años después, viendo la serie misma en Netflix en 2017, se debatió si debía iniciarle acciones legales a los creadores de “La casa de papel” por plagio, no por el crimen mismo, sino por un guion para cine que estaba preparando en ese momento y que se convirtió en la película “El robo del siglo” (2020), protagonizada por Guillermo Francella y Diego Peretti.

El método de escape no fue la única coincidencia, según le dijo al medio argentino Infobae Vitette Sellanes, otro de los integrantes de la banda. Entre las coincidencias que el excriminal notó el énfasis en no dejar rehenes heridos y el hacer que el robo ganara el apoyo del público, o “clamor popular”.

“Lo que más me gustó de ‘La casa de papel’ fue su gran secreto. Y quizá no lo sepan los actores ni las actrices: es un choreo (hurto) al robo del siglo”, afirmó Vitette. “Tomó varios elementos fundamentales de la historia y armó alrededor algo muy bonito, plagado de sexo, canalladas y delaciones. Tengo un compañero en crisis existencial intentando comparaciones”.


Mientras tanto, una fuente cercana a la productora de “La casa de papel” afirmó al medio argentino que “no hay copia ni nos inspiramos en ese asalto. Nadie tiene derechos de autor por robar”.

La primera parte de la última temporada de “La casa de papel”, la cual consistirá en cinco episodios, se estrenará este 3 de septiembre, con la segunda parte programada para el 3 de diciembre del mismo año. Mientras tanto, la película “El robo del siglo” está disponible en Star+.

UN PÚBLICO INFORMADO
DECIDE MEJOR.
POR ESO INFORMAR ES
UN SERVICIO DE PAÍS.
APOYA A LOS CIUDADANOS QUE 
CREEN EN LA DEMOCRACIA
Y HAGAMOS PAÍS.

Hacemos periodismo desde hace 106 años. Y ahora, como en otros periodos de la historia de El Salvador, el periodismo es fundamental para que la opinión pública se fortalezca.

HAZTE MIEMBRO Y DISFRUTA DE BENEFICIOS EXCLUSIVOS

Hágase miembro ahora

Tags:

  • La Casa de Papel
  • Netflix
  • Ursula Corberó

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines