Carta editorial

En medio de una situación de seguridad pública complicada, hay gente a la que le interesa seguir viendo a Zaragoza como un hogar, como su lugar de arraigo.
Enlace copiado
Foto de portada Un clamor. Las ilustraciones forman parte de la campaña

Foto de portada Un clamor. Las ilustraciones forman parte de la campaña "16 días de activismo", impulsada por ONU Mujeres.

Enlace copiado

Zaragoza, en La Libertad, no es un municipio por donde se pueda andar por cualquier lado. La delincuencia ha colocado límites que vuelven pesado el ambiente y que obligan a sus habitantes a desarrollar un instinto extra de autoprotección. Zaragoza no es un municipio que viva en paz. En medio de este panorama, hay un grupo de personas que se toma mucho esfuerzo por mejorar las condiciones estructurales de una de las zonas más populosas de ese lugar. En medio de una situación de seguridad pública complicada, hay gente a la que le interesa seguir viendo a Zaragoza como un hogar, como su lugar de arraigo.

 

Lee también

Comentarios

Newsletter