Erupción del Kilauea en Hawái: ¿por qué es tan complicado detener la lava de un volcán?

Durante años, científicos, ingenieros y geólogos han intentado mecanismos para detener la lava, una de las sustancias más espectaculares y amenazantes que produce un volcán. A propósito de la erupción del volcán Kilauea en Hawái te contamos qué métodos se han intentado para detener la lava y por qué es tan difícil lograrlo.
Enlace copiado
Enlace copiado
lava en un volcán
Getty
La lava puede superar los mil grados de temperatura.

La erupción del volcán Kilauea en Hawái nos ha dejado imágenes espectaculares y a la vez apocalípticas.

En los últimos días hemos visto ríos de lava que avanzan imparables por las carreteras y se tragan las casas y los autos que encuentran a su paso. Desde arriba, se ve su color naranja incandescente y las columnas de humo.

Durante años, los organismos de emergencia han intentado toda clase de estrategias para frenar el avance de la lava, desde enfriarla con agua hasta bombardear su trayecto para debilitar el flujo. ¿Qué tan efectivos han resultado estos mecanismos?

Una mole en movimiento

Los volcanes de Hawái son especialmente particulares, tanto, que sus erupciones son una categoría en sí misma entre las varias que los geólogos tienen identificadas.

Se les llama, cómo no, "erupciones hawai a nas" y se caracterizan no tanto por ser explosivas, sino por despedir lavas que se derraman por el cráter y por grietas en las laderas del volcán.

La lava, que supera 1.000 grados de temperatura, se puede desplazar a una velocidad que oscila entre 1 kilómetro por día hasta 10 kilómetros por hora, según datos del Servicio Nacional de Geología y Minería de Chile.

Aunque parece líquida, la lava se comporta como una mole en movimiento , así que una de las estrategias que se han intentado es fragmentarla para que pierda la fuerza con que avanza.

Para ello, en erupciones del volcán Mauna Loa en Hawái se utilizaron bombas para segmentar el fuerte flujo de lava en varios flujos más débiles . Con este método, que también se ha intentado en Sicilia, Italia, donde está el volcán Etna, se ha logrado desviar el curso de la lava, mas no detenerla.

También se ha intentado enfriar la lava con agua, sin embargo, este método también tiene sus limitaciones. "Tratar de enfriar la lava funciona si son flujos pequeños, porque si no, se evapora el agua y ya", le dice a BBC Mundo la geóloga Martha Calvache, directora de geoamenazas del Servicio Geológico Colombiano.

Según explica Calvache, incluso si se logra enfriar la corteza, en su interior se forman los llamados " túneles de lava " , donde el flujo puede permanecer caliente incluso por meses.

Lava
Getty
El avance de la lava del volcán Kilauea ha destruído parte de la infraestructura de Hawái y causado la evacuación de unos 2.000 residentes.

En el Etna también se ha intentado construir barreras , cavar trincheras que atrapen la lava e instalar bloques de hormigón.

Sin embargo, aunque estos mecanismos pueden funcionar hasta cierto punto, su implementación resulta costosa y dispendiosa como para que sea considerada la mejor opción.

"Ante fenómenos de la naturaleza tan imponentes como estos, las acciones del hombre son pequeñas cosas", dice Calvache, quien advierte que por ahora lo más importante sigue siendo tener listos planes de contingencia y evacuación ante la erupción de un volcán.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Lee también

Comentarios