Loading...

La actriz que fingió ser adolescente prodigio para triunfar en Hollywood

La mujer cambió su identidad y aparentó tener 16 años cuando en realidad tenía 30.

Enlace copiado
Kimberlee Kramer, la mujer de 30 años que fingió tener 16 para entrar en Hollywood. FOTO: Instagram: @riley_weston y 'WB Television': 'Felicity'.

Kimberlee Kramer, la mujer de 30 años que fingió tener 16 para entrar en Hollywood. FOTO: Instagram: @riley_weston y 'WB Television': 'Felicity'.

Enlace copiado

La célebre frase “fake it until you make it (finge hasta que lo consigas)” se adapta muy bien a la historia de Kimberlee Kramer, una famosa actriz y guionista de Hollywood que llegó tan alto en su carrera que nadie se notó que estaba fingiendo ser alguien que no era.

La mujer se hizo conocida no solo por su participación - tanto de actriz como guionista - en la reconocida serie ‘Felicity’, sino por ser la “niña prodigio” que había alcanzado la fama con tan solo 16 años de edad.

Muchos de sus colegas se preguntaban cómo una adolescente tan joven había podido llegar a Los Ángeles, Estados Unidos, sola para entrar fácilmente a actuar y a escribir el libreto de una serie de Hollywood. ¿Cómo podría tener tanto talento si tenía tan poca experiencia?

En realidad, las cosas eran muy diferentes de lo que parecían. Riley Weston, el nombre que Kramer había suplantado para ser famosa, había logrado aparentar que tenía varios años menos, ya que su verdadera edad era de 30 años.

Después de que su verdadera identidad se había descubierto y todos supieron que habían sido engañados, la actriz decidió dar una entrevista al medio ‘Entertainment Weekly’, en la que relató toda su historia.

Kimberlee Kramer actuando en 'Felicity'. Foto: 'WB Television'.

¿Cómo llegó a Hollywood?

Kimberlee Kramer nació el 25 de agosto de 1996 en Poughkeepsie, Nueva York, Estados Unidos. Desde pequeña se apasionó por la escritura, lo practicaba todo el tiempo, aunque su única aspiración era ser una actriz famosa.

“Por alguna razón no podía dejar de escribir, creo que tenía que ver con mi frustración, con no encontrar en pantalla a figuras jóvenes que me representaran”, relató la mujer en la entrevista.

Cuando incursionó en el mundo de la actuación, se le presentó la oportunidad de participar en dos producciones: la secuela de ‘Cambio de hábito’ y en la serie ‘Who’s The Boss? (¿Quién es el jefe?)’.

Sin embargo, Kramer sentía que su vida se estancaría allí si no buscaba otros rumbos, por lo que supo que podía llegar mucho más lejos. En 1998 tomó un vuelo a Los Ángeles, Estados Unidos, para buscar el éxito que se merecía en su carrera y no volver jamás.

Al llegar a la ciudad, las oportunidades fueron escasas, pero la guionista fue persistente y siguió escribiendo sus mejores historias con la esperanza de que, algún día, un productor famoso las leyera y realizara una obra sobre ellas.

Adicionalmente, la mujer trabajaba como niñera para sostenerse económicamente y presentó varios castings, pero todos le cerraron las puertas.

Kramer se dio cuenta de que incursionar como una actriz de Hollywood teniendo 30 años sería una tarea casi imposible, por lo que tomó la drástica opción de cambiar su nombre a Riley Weston y así poder aparentar ser una adolescente de 16 años.

En aquel entonces, una historia muy particular que la actriz había escrito, sobre dos hermanos con una relación disfuncional, llegó a los ojos del productor de la serie ‘Felicity’, por lo que no solo le otorgaron el guion de la producción, sino que también pudo actuar en ella.

A partir de ese momento, la carrera de la guionista fue en ascenso, ya que se convirtió en la nueva ‘adolescente prodigio’ que llegó a las pantallas de Hollywood por su increíble talento y sin tener nada de experiencia.

Cada vez se hizo más famosa e incluso el medio ‘Entertainment Weekly’ la nombró en la lista de ‘Las 100 personas más creativas del mundo del entretenimiento’. Pero como dice el refrán: “lo bueno dura poco” y tarde o temprano alguien tendría que descubrir su mentira.

El fin de sus engaños

En octubre de 1998, ‘Touchstone TV’, una de las productoras de ‘Felicity’, recibió un documento de la revista ‘Variety’, en el que revelaron la verdadera identidad de su actriz y guionista genio, lo cual también corroboraron con el testimonio de una amiga de ella.

La opinión pública comenzó a presionar a Kramer, por lo que no tuvo más remedio que contar toda la verdad. Por esta razón, decidió darle una entrevista a ‘Entertainment Weekly’, en la que relató los motivos para fingir ser otra persona.

 “Sé que engañé a mucha gente, y eso estuvo mal, recuerdo la fiesta por mi cumpleaños 19 que me hizo el equipo de ‘Felicity’ y me genera mucha culpa (en ese momento ya tenía 32)”, manifestó la mujer.

Adicionalmente, la actriz argumentó que las oportunidades en Hollywood para las mujeres de 30 y 40 años eran demasiado escasas y que, si hubiera revelado su edad real, nunca hubieran visto su talento: “Si estuviera buscando trabajo en cualquier otra industria, ¿creen que a alguien le importaría cuántos años tengo?”.

Después de aquella revelación, varios medios y productores empezaron a dar comentarios negativos sobre Kramer, comentando que había engañado a miles de personas que habían firmado millonarios contratos en nombre de ella.

A pesar de las constantes críticas, la mujer no enfrentó consecuencias legales y tomó en su vida otro camino. Actualmente, tiene 55 años y vive en Nashville, Tennessee, Estados Unidos. Es cantante de música country y sigue escribiendo historias con la esperanza de poder volver a ser contratada por alguna compañía audiovisual prestigiosa.

 

UN PÚBLICO INFORMADO
DECIDE MEJOR.
POR ESO INFORMAR ES
UN SERVICIO DE PAÍS.
APOYA A LOS CIUDADANOS QUE 
CREEN EN LA DEMOCRACIA
Y HAGAMOS PAÍS.

Hacemos periodismo desde hace 107 años. Y ahora, como en otros periodos de la historia de El Salvador, el periodismo es fundamental para que la opinión pública se fortalezca.

HAZTE MIEMBRO Y DISFRUTA DE BENEFICIOS EXCLUSIVOS

Hágase miembro ahora

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines