La historia de terror que vivió un hombre al que dieron por muerto y despertó en la morgue

Sucedió en el Penitenciario de Villabona, en Asturias.
Enlace copiado
La historia de terror que vivió un hombre al que dieron por muerto y despertó en la morgue

La historia de terror que vivió un hombre al que dieron por muerto y despertó en la morgue

Enlace copiado

Esta no es la sinopsis de una serie de Netflix ni de una novela de Stephen King, aunque podrían inspirar ambas: un sujeto de apellido Montoya fue dado por muerto por error.

Sucedió en el Penitenciario de Villabona, en Asturias, España.

Cuando los médicos de la morgue se disponían a realizar la autopsia a un hombre que supuestamente había fallecido por sobredosis de pastillas, el tipo empezó a chillar, encerrado en la bolsa de cadáveres en la que lo habían guardado.

Al abrir la bolsa, los impactados médicos –sobrevivientes del susto de sus vidas– comprobaron que, en efecto, el hombre seguía respirando. Montoya se encontraba desubicado y confundido.

Y vivo.

De acuerdo con el diario El País, de España, la madre y hermana del sujeto fueron las primeras en hablar con él después de lo sucedido. Según dijeron, Montoya tenía el cuerpo y los labios morados, consecuencia del tiempo que pasó en el intenso frío de la nevera de la morgue en la que estuvo durante horas.

Inclusive, un tatuaje que el hombre tiene en el hombro apenas se podía notar debido al color morado que cobró su cuerpo.

Verónica, la hermana de Montoya agregó que el sujeto sigue en estado de shock.

“Se despierta con miedo y quiere quitarse las vías que lo conectan a las máquinas”.

“Se despierta con miedo y quiere quitarse las vías que lo conectan a las máquinas”, dijo de su hermano, quien se encuentra en un centro médico recuperándose; de hecho, debió ser trasladado a una unidad de cuidados intensivos ante lo precario de su situación de salud. Padece de pulmonía y está siendo tratado con antibióticos.

No se sabe, todavía, qué ocasionó la casi mortal confusión. Sin embargo, sí sabe que Montoya ha intentado quitarse la vida.

Su esposa, Katia Tarancón, contó a la prensa que el hombre ha sufrido una profunda depresión desde que ingresó a prisión, luego de ser condenado por robar cobre.

Este fue su tercer intento de suicidio.

Ahora, la familia acusa a los funcionarios por negligencia, mientras que los trabajadores públicos se han defendido y están a la espera de que se lleve a cabo una investigación que aclare lo ocurrido en el centro carcelario.

Tags:

  • Morgue
  • Muerte
  • Asturias
  • Cárcel

Lee también

Comentarios

Newsletter