Lo más visto

La increíble historia de la madre que se reunió con su hijo secuestrado después de 31 años

Una madre canadiense volvió a ver a su hijo presuntamente secuestrado por su padre cuando el pequeño tenía 21 meses. La madre se había separado del padre del niño un año antes de que este desapareciera sin dejar rastro.

Enlace copiado
Enlace copiado
Lyneth Mann-Lewis
Getty Images
Lo primero que hizo Lyneth Mann-Lewis al ver a su hijo, fue agarrarlo "para ver si era real".

Después de más de 30 años sin verse, una madre canadiense se reunió con su hijo secuestrado en 1987 cuando era un niño pequeño.

Jermaine Allan Mann fue presuntamente raptado por su padre cuando tenía 21 meses, durante una visita en Toronto que había acordado con su madre.

Él y su padre vivían en Estados Unidos con nombres falsos hasta la semana pasada, cuando su padre fue atrapado al descubrirse que usaba documentos falsificados.

Mann, quien hoy tiene 33 años , creía que su madre había muerto cuando él nació.

Su arresto pone fin a la búsqueda llevada a cabo en ambos países para dar con el paradero del pequeño desaparecido hace 31 años.

Reencuentro

El fin de semana Lyneth Mann-Lewis viajó a Estados Unidos para reunirse con él.

"Las palabras no pueden expresar lo que sentí", dijo Lyneth Mann-Lewis, rememorando las aparentemente interminables horas que pasaron desde que supo que su hijo había sido hallado hasta que se encontraron por primera vez.

Jermaine Mann-Lewis
Cortesía Sociedad de Niños Desaparecidos de Canadá
En la foto aparece Jermaine de niño y otra de cómo se vería con el paso de los años.

"Las palabras 'Tu hijo está vivo, lo encontramos' me dejaron sin aliento".

Lo primero que hizo antes incluso de hablarle fue agarrarlo.

"Quería ver si era real. Dije: 'Oh, Dios mío, mi bebé'".

Luego hablaron durante horas, y después ella le preparó una comida antes de regresar a Canadá.

¿Cómo lo encontraron?

Allan Mann, de 66 años, raptó presuntamente a su hijo el 24 de junio de 1987 durante una cita con su hijo en Canadá acordada con la madre. Él y su madre se habían separado el año anterior.

La policía de Toronto inició una extensa investigación en torno a su desaparición que no dio resultados.

Aunque parecía un caso perdido, la policía continuó de tanto en tanto circulando la historia e imágenes del niño (que lo mostraban cambiado acorde con el paso del tiempo) en las redes de niños desaparecidos.

Los investigadores en ambos lados de la frontera nunca bajaron los brazos.

Y en 2016 se reanudó el interés por el caso cuando la información volvió a circular entre las autoridades de Canadá y EE.UU.

Finalmente, el 26 de octubre, Mann fue arrestado en Vernon, Connecticut, EE.UU.

Se cree que Mann, quien tiene doble ciudadanía -ghanesa y canadiense- obtuvo certificados de nacimiento falsos, que mostraban que ambos habían nacido en Texas.

El engaño se descubrió recientemente, cuando Mann los utilizó para realizar un trámite a fin de alquilar una vivienda subsidiada.

Más tarde, fue identificado gracias a un programa de reconocimiento facial.

"Todo es posible"

Ahora, Mann enfrenta cargos por presentar falso testimonio en EE.UU.

También podría ser extraditado a Canadá, donde está acusado de secuestro.

Ninguna de las acusaciones en su contra han sido todavía probadas en los tribunales.

La madre de Jermaine dice que ahora tendrán tiempo para dejar todo atrás y continuar como una familia.

"Yo soy la prueba de que después de 31 años de sufrimiento uno no debe rendirse y debe ser paciente, fuerte y creer que todo es posible", señaló Mann Lewis.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines