Lo más visto

Los peligros del "rompecráneos", nuevo reto viral en redes sociales

Este "challenge" provoca bruscas caídas que pueden terminar en graves lesiones.

Enlace copiado
Imagen de referencia. Foto/El Tiempo/Colombia/GDA

Imagen de referencia. Foto/El Tiempo/Colombia/GDA

Enlace copiado

En las últimas horas se ha conocido un nuevo reto que, a simple vista, resulta muy peligroso.

El 'rompecráneos' challenge, como lo han denominado en redes sociales, consiste en utilizar una prenda vestir para jalar desde atrás las piernas de una persona con el fin de que esta pierda el equilibrio y caiga al piso.

Muchos de los videos muestran cómo los jóvenes caen sin lograr poner sus manos en el suelo y el impacto resulta ser mucho más fuerte de lo presupuesto.

Otra 'modalidad', que resulta aún más peligrosa, consiste en que tres personas, acomodadas en una línea, salten al mismo tiempo. Luego, las dos que se encuentran en los extremos estiran una pierna para empujar hacia adelante las piernas de la persona del centro, quitándole capacidad de reacción y provocando una caída de espaldas y sin ningún tipo de apoyo.



En uno de los videos que circula en redes, principalmente en TikTok, hay tres estudiantes de un colegio que hacen el reto: uno de los niños cae de espaldas y el golpe causa que su cabeza rebote contra el suelo. Medios venezolanos aseguraron que se trata de estudiantes de un colegio de ese país.

El colegio Santo Tomás Aquino, en Colombia, institución educativa donde estudiaban los menores y en la que, presuntamente, se grabó el metraje, dio a conocer mediante un comunicado que tanto los estudiantes como sus acudientes fueron citados para investigar lo ocurrido, aunque no se dieron mayores detalles del estado de salud del menor que sufrió el golpe en su cabeza.

Varios medios aseguran que, hasta el momento, este reto se ha realizado en Argentina, México y otros países de habla hispana.

Cabe recalcar que el 'rompecráneos' se lleva a cabo con el fin de grabar el momento y difundirlo por redes con una connotación de broma que, lejos de serlo, puede causar diversos malestares físicos, especialmente en la zona de la cabeza. 

Para Hernando Santamaría García, médico y psiquiatra, doctor en neurociencias y profesor de la Pontifica Universidad Javeriana y la Universidad Nacional afirma que es evidente que, más que un juego, resulta ser una práctica peligrosa que puede tener graves consecuencias para la salud de los jóvenes.

Para Santamaría, un impacto en la cabeza muy fuerte puede tener varias consecuencias para la salud, incluso, si el golpe es muy fuerte, corre peligro la integridad del tejido cerebral.

En su opinión, las personas pueden sufrir traumas directos o traumas por rebote, en ambos casos, pueden causar daños en el tejido cerebral, ocasionar sangrados en el cerebro e incluso dañar partes del mismo. Si las caídas impactan la parte trasera del cráneo, puede llegar a dañar la parte occipital del cerebro. Esto causaría daños psiquiátricos y dificultad de aprendizaje en los jóvenes.

Por otro lado, si el golpe en la cabeza impacta la parte frontal de cerebro puede verse alterado el comportamiento, la regulación de la conducta, incluso, el ánimo.

Tomar precauciones ante el reto

Existen unos signos de alerta que nos ayudan a identificar si el golpe es grave o no, por ejemplo, si la persona pierde el conocimiento o, hay síntomas que no desaparecen, como dolor de cabeza o vómito.

Ahora bien, aparte de las consecuencias de salud que este reto podría conllevar, la jurisprudencia de la Corte Constitucional señala que el acoso o ‘bullying’ puede causar vulneración de derechos fundamentales como la dignidad humana, el derecho a la intimidad y el derecho al libre desarrollo de la personalidad.

Para la Corte, un proceso disciplinario que se lleve contra un estudiante por ‘bullying’ podría culminar con una sanción de los alumnos que hayan sido responsables de la situación de acoso. La posición de la Corte Constitucional sirvió como base para la creación de la Ley 1620 de 2013, conocida como la Ley de Convivencia Escolar.

Esta ley, establece que la responsabilidad del matoneo debe ser compartida entre las instituciones educativas, sociedad, familia e incluso el Estado en su rol de formación de ciudadanos.

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines