Lo más visto

Más de Turismo

Duro regreso

Una lesión en la espalda y un clima frío y húmedo hicieron que el tramo desde Esquipulas hasta la frontera con El Salvador fuera complicado y difícil.

Enlace copiado
Paso fronterizo.  Antes del paso fronterizo de Anguiatú decidimos dividir el trayecto en dos etapas, una lesión en la espalda y una llanta con fuga de aire fueron los factores que nos obligaron a detenernos a descansar antes de continuar la ruta.

Paso fronterizo. Antes del paso fronterizo de Anguiatú decidimos dividir el trayecto en dos etapas, una lesión en la espalda y una llanta con fuga de aire fueron los factores que nos obligaron a detenernos a descansar antes de continuar la ruta.

Enlace copiado

En cicloturismo se está muy expuesto a las condiciones climáticas, esto es parte de la experiencia, pero lo que menos uno quisiera tener es una lesión, ya que nuestro cuerpo es el motor que nos impulsa en la bicicleta. Pero en ruta hay que estar preparado para todo y teníamos que continuar, aunque sea despacio.

Expuestos. El cicloturismo te pone en contacto directo con los cambios de clima; siempre las temperaturas bajas y la lluvia representan un reto.

Por suerte el dolor al pedalear era incómodo pero no inhabilitante. Un par de pastillas harían su trabajo para calmar el dolor. Por otro lado, este tipo de contractura no se cura sino con reposo absoluto y lo que menos íbamos a hacer en ese momento era reposar.

Sin embargo, para no forzar demasiado el músculo afectado dividimos el tramo en dos etapas, la primera fue desde Esquipulas hasta la frontera Guatemala-El Salvador, en el paso fronterizo Anguiatú. Eran 38 kilómetros de recorrido con una gran cuesta, luego sería terreno quebrado con subidas y bajadas constantes.

Hospitalidad. La zona oriental de Guatemala alberga a muchas personas amables y amistosas, pueblos pintorescos y hermosos paisajes.

Esta carretera bordea una extensa reserva forestal de Guatemala, esto hace que el clima sea fresco y el aire esté limpio. El único pueblo grande que se pasa es Concepción Las Minas y en este punto estábamos a la mitad del trayecto ya que está ubicado a unos 19 kilómetros de la ciudad de Esquipulas y a 15 kilómetros de la frontera con El Salvador.

Con cuidado. La frontera es el lugar menos indicado para cambiar divisas, pues algunos cambistas se aprovechan de la necesidad que tiene el viajero.

Desde ahí a la frontera el terreno era hacia arriba y llegamos después del mediodía, el trámite migratorio en la aduana fue rápido, pero la espalda me estaba doliendo mucho y forzarme más podía hacer que la lesión empeorara. Esto sumado a que a unos 9 kilómetros antes de llegar a la frontera la llanta trasera se me estaba desinflando. Lo mejor era buscar un lugar donde quedarnos para descansar.

Tags:

  • KMCero503
  • Aurelio Golscher

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines