Lo más visto

Más de Turismo

El origen del chucho

Existen diversas motivaciones para iniciar un viaje, el más común es visitar un lugar. Pero en KmCero503 queremos darle un significado especial y solidario.

Enlace copiado
Fácil acceso.  El sitio arqueológico Cihuatán está a 1.5 km de la Troncal del Norte y se conecta por una calle de tierra balastreada de fácil acceso, incluso en bicicleta.

Fácil acceso. El sitio arqueológico Cihuatán está a 1.5 km de la Troncal del Norte y se conecta por una calle de tierra balastreada de fácil acceso, incluso en bicicleta.

Enlace copiado

En este tour, denominado Trifinio, recorreremos en bicicleta la zona fronteriza entre El Salvador, Honduras y Guatemala. Este tiene dos objetivos, primero, en memoria por el fallecimiento de nuestra compañera y amiga Tuzita, quien nos acompañó en nuestro viaje por esta vida. Y segundo, en solidaridad con las personas que padecen cáncer, una enfermedad que no solo afecta grandemente al que la padece, sino a todo su entorno familiar.

En buen estado. En este sitio se pueden encontrar muchas estructuras bien conservadas, que ilustran la belleza y el esplendor de lo que fue esta acrópolis.

Durante ocho días visitaremos diversos lugares y contemplaremos hermosos parajes; conoceremos la belleza de su gente en cada país y ese lazo cultural que nos une.

El primer día recorrimos 64 km, partiendo de San Salvador hasta El Coyolito, Chalatenango. Esta es una etapa no muy pesada ya que tomamos la Troncal del Norte pasando por Apopa, Guazapa, Aguilares, El Paisnal, pero antes de llegar a Colima, visitamos el parque arqueológico Cihuatán.

Parque Cihuatán

Junto a la mujer

Cihuatán es un parque arqueológico ubicado a 37 km de San Salvador y tiene una extensión de 102.7 manzanas. Hasta hace unos años era reconocido como el mayor sitio arqueológico del país, ya que en la actualidad es superado por el vecino sitio de Las Marías. Cihuatán significa "lugar de la mujer" o "junto a la mujer", nombre dado por creerse ver la silueta de una mujer ("cihua" en la lengua Pipil) acostada a lo largo de la cima del volcán de Guazapa, al sur de este lugar.

Fauna peculiar. En el lugar encontramos a una majada de pelibueyes, una especie de ovejas, a las cuales les encanta mucho comerse las semillas de morro.

En esta acrópolis vivieron alrededor de 250,000 personas quienes permanecieron un corto tiempo, entre los años 900 d.C y 1200 d.C. Las fuertes semejanzas toltecas de la cultura material de Cihuatán, así como la ausencia de antecedentes locales para los nuevos rasgos, indican un origen ya sea mexicano y/o de la costa del Golfo de México.

Cihuatán era una ciudad poderosa y próspera. Pero un día en el siglo 10 d.C., fue destruida totalmente. Así indican las investigaciones ya que en sus templos y casas, se encontraron escombros quemados, puntas de flechas y lanzas y vasijas y objetos ceremoniales destruidos. Fechas de radiocarbono apuntan que esto ocurrió por el año 1200 d.C. Unos 300 años antes de la llegada de los españoles a América.No se sabe quiénes fueron los invasores, lo que si está claro es que tuvieron éxito, ya que Cihuatán quedó abandonada.

El mito de Xólotl. La figurilla del perro podría ser la representación del dios Xólotl, que en la mitología mexica y tolteca es el dios del ocaso y de los espíritus. Esta fue la única deidad en querer huir, sin éxito, de la muerte. El mito nos recuerda que nadie está a salvo de morir.

La leyenda del chucho

En las excavaciones realizadas en Cihuatán a mediados de los años 50 se encontró un objeto muy significativo:  un perrito con ruedas conocido como el "chucho con ruedas" o “el perro de Cihuatán”, el cual pertenece al período Posclásico (entre los años 950- 1200 de nuestra era).  El arqueólogo Stanley Bogg fue quien lo  descubrió en la tumba de una adolescente, la cual presentaba un golpe en el cráneo. El arqueólogo concluyó que aparentemente ella fue sacrificada, colocada sentada y en cuclillas, en dirección a la caída del sol, y a su lado estaba la figurilla  del perrito como una ofrenda fúnebre.

Al ser encontrado en una tumba, Bogg pensó que era  un objeto religioso, ya que también es una ocarina (instrumento musical de viento), aunque  no descartó que haya podido ser un juguete al ser parte de este  ritual. Los expertos  concluyen que la figurilla pueda ser la representación del dios Xólotl, una deidad, quien acompañaba a los difuntos por su viaje al inframundo.

Tags:

  • KmCero503
  • Cihuatán
  • Leyenda del chucho
  • Xólotl
  • Tour
  • Trifinio

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines