Lo más visto

Más de Turismo

KmCero503: El pinchazo

Uno de los problemas mecánicos más frecuentes en ciclismo son las llantas pinchadas. En KmCero503 queremos presentarte nuestro método de reparación de llantas, para que lo tomes en cuenta y no pierdas mucho tiempo en el camino.

Enlace copiado
paso 1.  Antes que nada, debes buscar un lugar seguro para cambiar tu llanta. Coloca la bicicleta en posición de trabajo tomando en cuenta dónde está ubicada la pestaña de liberación del eje automático.

paso 1. Antes que nada, debes buscar un lugar seguro para cambiar tu llanta. Coloca la bicicleta en posición de trabajo tomando en cuenta dónde está ubicada la pestaña de liberación del eje automático.

Enlace copiado

Paso 1.  Antes que nada, debes buscar un lugar seguro para cambiar tu llanta. Coloca la bicicleta en posición de trabajo tomando en cuenta dónde está ubicada la pestaña de liberación del eje automático.

Paso 2. Antes de liberar el eje automático de la rueda, debes desmontar los frenos. La prisa o el cansancio nos pueden hacer olvidar este paso –que es muy importante–, ya que al quitar la llanta podríamos dañar los componentes de los frenos.

Paso 3. Ya liberado el freno y el eje, debemos extraer la llanta con cuidado de no dañar los rayos o los componentes de los frenos. Un dato importante es que coloques en un lugar seguro las tuercas o piezas de tu eje; no querrás perderlas.

Paso 4. Lo primero que debemos hacer al liberar la llanta es realizar una inspección ocular y táctil en su cara externa con el objetivo de buscar objetos extraños, rajaduras o daños en la llanta, lo que nos hará más fácil saber qué sucedió y ubicar el punto donde ocurrió el pinchazo.

Paso 5. Para desmontar la llanta del rin debemos utilizar las espátulas. En nuestro caso, andamos tres de plástico y una de metal. Las plásticas son útiles para liberar la llanta sin dañar el rin, y la de metal, para cuando necesitamos  algo más firme. Las espátulas traen en un extremo un gancho que sirve para engancharla al rayo, y una parte plana para deslizarla por la orilla de la llanta y desmontarla.

Paso 6. Luego de haber desmontado la llanta realizamos otro procedimiento de revisión visual y táctil dentro de ella. Si en tu llanta tienes cinta protectora, ya sea industrial o artesanal, debes buscar con cuidado cualquier objeto extraño, ya que muchas veces estos son finos (espinas, pedazos de alambre o vidrio) y difíciles de detectar a simple vista.

Paso 7. Como el objetivo es hacer el cambio de llanta rápidamente, te recomendamos siempre llevar dos tubos extras. De esta forma solamente cambias el tubo y no pierdes tiempo parchando tubos. Este lo puedes reparar luego con más calma. Te ahorrarás mucho tiempo haciéndolo de esta forma.

Un consejo es que  antes de introducir el tubo entre la llanta y el rin lo infles un poco, de esta manera, al momento de introducirlo, este no tendrá pliegues o quedará atrapado entre la llanta y el rin.

Otra recomendación muy importante es que antes de inflar por completo el tubo realices una verificación ocular y táctil  en toda la  orilla de la llanta y el rin, para verificar que el tubo no haya quedado mordido. Este procedimiento es muy importante y crucial para no llevarte una sorpresa.  

Paso 8. Antes de montar la llanta debes verificar la dirección correcta de la banda de rodado. Todas las llantas tienen un indicador en su parte lateral que dice “rotation” o “direction”, acompañado de una flecha que indica la dirección hacia la cual debe ser instalada.

Paso 9. Luego de  instalar la llanta, verifica que esta ruede adecuadamente, que no hayas apretado mucho las tuercas del eje, que los frenos estén bien colocados, que la llanta no haya quedado torcida o que no hayas colocado correctamente las tuercas o el eje automático.

Nota extra. La llanta trasera, en la cual están el componente de las velocidades y el cassette, usualmente es más engorroso cambiarla. Una forma de hacer menos complicado el desmontaje y montaje es que previo a que la desinstales coloques el plato grande adelante y el plato pequeño atrás. Esto hace que al momento de montar la llanta sea menos complicado.

El procedimiento de reparación es el mismo que el de la llanta delantera. Así mismo, al final, debes verificar que la llanta ruede bien y puedas hacer los cambios correctamente.

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines