Lo más visto

Más de Turismo

Tipos de pedales

Existen tres sistemas de pedales para bicicletas y cada uno de estos ofrece ventajas y desventajas al momento de pedalear y tú escogerás el que mejor se adapte a tu disciplina y estilo de pedaleo.

Enlace copiado
Tipos de pedales

Tipos de pedales

Enlace copiado

De plataforma

Los pedales de plataforma o “flats” son los que la mayoría de bicicletas traen de fábrica y existen hoy en día una gran variedad de modelos, marcas, medidas y materiales, incluso diferentes tipos como los de “pinchos” que mejoran el agarre. Históricamente los pedales de plataforma han estado ligados a las disciplinas donde utilizas más la gravedad como downhill, freeride y enduro, ya que su principal ventaja reside en la libertad de movimientos de los pies a la hora de manejar la bicicleta.

PRO  Al no llevar el pie enganchado podemos ponerlo o quitarlo de manera inmediata ante cualquier imprevisto, como  saltos, entrada en una curva, etcétera.
- En caso de pedalear en terrenos de tierra o pedregosos es más fácil desmontar el pie y evitar una caída.
- No necesitan en absoluto mantenimiento.
- Cuando llega el momento de empujar la bicicleta en una subida, el uso de zapatillas sin calas hace que caminar sea más cómodo y seguro.

CONTRA  Pérdida en la eficacia del pedaleo, ya que tan solo podrás ejercer fuerza cuando el pedal va hacia abajo y la pierdes cuando el pedal asciende. A esto se le conoce como transferencia de potencia.
- Al no estar el pie sujetado de ninguna forma debemos mantener siempre la concentración y la presión de la zapatilla sobre el pedal. Si dejas de hacer esa presión, puede ocurrir que la zapatilla se te deslice y se nos escape el pie del pedal con el consiguiente susto o caída.


Automáticos de clip

  Sin duda el pedal automático es el más habitual entre los ciclistas de ruta, aunque hoy en día por las ventajas que provee se ha popularizado en todas las disciplinas del ciclismo. Aun cuando existen bastantes marcas y modelos, el concepto de pedal automático es siempre el mismo, una cala o placa de metal que va colocada en la zapatilla la cual   se inserta con presión en un mecanismo de anclaje que va alojado en el pedal.

PRO  Aportan una transferencia de potencia muy superior durante el pedaleo, no solo estarás ejerciendo la fuerza cuando empujas hacia abajo sino que lo haremos a lo largo de todo el ciclo de pedaleo.
• Una vez en marcha nuestras piernas y, por tanto, las articulaciones siempre permanecerán en la misma posición, lo que significa un movimiento más redondo y eficaz y se evitan lesiones en las rodillas.
• En saltos, bajadas rápidas/técnicas, en lluvia, suelo lodoso y húmedo el riesgo de que se nos escurra el pie del pedal y podamos perder el control es mucho menor.
• Montar “enganchado” a la bici nos facilitará saltar obstáculos.
• La conducción es más relajada, la sensación de control y seguridad se eleva.

CONTRA   El uso de pedales automáticos te exigirá unas zapatillas especiales en las que colocar las calas.
• Necesitarás un pequeño periodo de adaptación para acostumbrarte a enganchar y desenganchar.
• Hay que darles mantenimiento periódico.
• Debes andar dos pares de zapatos, unos para caminar y otros para pedalear.
• En caso de que el sistema se arruine o se rompa tendrás un problema.


Híbridos o mixtos

 Luego de haber probado los dos modelos de pedales, hemos encontrado que para nosotros los mejores son los pedales mixtos. Estos son los que traen el pedal de plataforma en un lado y automáticos en el otro. Este tipo de pedales en un tour serán una gran ventaja porque en caso de sufrir un desperfecto con el mecanismo de los pedales automáticos podrás optar por los otros. Por otra parte, podrás utilizar sandalias u otro tipo de calzado durante tus recorridos, lo que los hacen más confortables. La idea de combinar el uso de los dos sistemas hará que no nos acostumbremos a usar un solo tipo de sistema.

SUGERENCIAS  Si te decides por utilizar pedales de plataforma, nuestro consejo es que lo hagas en combinación con un calzado específico. Aunque no te parezca tan importante, de nada te servirá tener las mejores plataformas del mercado si la suela de tus zapatos no tiene la suficiente rigidez o buen agarre.
- En el caso de los pedales automáticos, hasta que no estés 100 % habituado a la maniobra de enganchar/desenganchar es recomendable desengancharte unos metros antes de pararte con el fin de evitar quedarte parado sin haber podido sacar el pedal y caerte cuando pierdas el equilibrio.
- En terreno muy lodoso, arenoso o helado el pedal se puede atascar, incluso hasta el extremo de no poder ni siquiera meterlo o sacarlo.
- En los pedales automáticos siempre recuerda mantener limpia la zona de contacto y echarle un poco de aceite antes de la salida, esto será suficiente. Además el mecanismo de anclaje no debe estar tan apretado. Esto te ayudará a destrabar más rápido el pie de pedal.
- Puedes combinar el pedal de plataforma con unas agarraderas plásticas (cincho o punteras) que lograrán un efecto similar al automático.

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines